Lenín Moreno vs Jorge Glas: Ecuador en su propio “Juego de Tronos” entre presidente, vicepresidente y expresidente

Lenín Moreno vs Jorge Glas: Ecuador en su propio “Juego de Tronos” entre presidente, vicepresidente y expresidente

  • Lenín Moreno, Jorge Glas y Rafael Correa todos juntos.Derechos de autor de la imagen GETTY IMAGES
Image captionLos conflictos entre el expresidente Rafael Correa, el presidente, Lenín Moreno, y el vicepresidente, Jorge Glas, no tardaron en aparecer.

La derogación de todas las funciones asignadas al vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, por parte del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, es -por ahora- el último capítulo de una lucha de poder en seno del partido de gobierno que también involucra al expresidente Rafael Correa.

Desde el cambio presidencial el pasado 24 de mayo, los ecuatorianos han visto a los principales líderes de Alianza País pasar de celebrar un nuevo mandato -luego de 10 años en el gobierno- a distanciarse públicamente con declaraciones hechas, en su mayoría, a través de las redes sociales.
Ecuador: el presidente Lenín Moreno le quita “todas las funciones” al vicepresidente Jorge Glas
La velocidad en que se han deteriorado las relaciones en el interior del partido de gobierno y entre los fundadores de este proceso político conocido como Revolución Ciudadana hacen difícil de entender cómo se pasó de aquella jornada fraterna del pasado mayo a este presente fratricida.
“Sabíamos que Moreno nunca fue del agrado de Correa y que Glas no fue nunca del agrado de Moreno, pero nunca anticipamos que se podía precipitar tan rápido la crisis”, dijo a BBC Mundo Felipe Burbano de Lara, analista político y profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

 

Jorge Glas mostrando el decreto.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, muestra el decreto presidencial que le retira todas sus funciones y lo que califica de “una clara retaliación política”.

 

Durante la campaña electoral, varios analistas comentaban en las entrevistas que el antiguo mandatario deseaba como su sucesor a Jorge Glas, por entonces su vicepresidente.

Pero Correa se habría inclinado finalmente por Moreno, quien lo acompañó como vicepresidente en su primer período de gobierno, debido a que según las encuestas preelectorales contaba con un mayor índice de popularidad.

En este juego de presidentes y vicepresidentes, Moreno “heredó” como compañero de fórmula al hombre al que hoy ha derogado de sus funciones y que lo acusa de alejarse de las banderas históricas de su movimiento.

Cruce de tuits

El 24 de mayo, día de la asunción de Moreno, la mayor inquietud política era saber cuál sería la relación entre el nuevo mandatario y su antecesor y mentor político.

Trabajarían de forma coordinada como Lula da Silva y Dilma Rouseff en el Brasil del Partido de los Trabajadores o el Palacio de Carondelet se convertiría en la Casa de Nariño, la sede del poder colombiano que presenció el enfrentamiento entre Álvaro Uribe y el actual mandatario Juan Manuel Santos?

La respuesta no tardó mucho tiempo en llegar: menos de 10 días.

El 2 de junio, a través de su cuenta de Twitter, Correa criticaba los operativos que la Fiscalía General del Estado había desarrollado en tres ciudades del país que habían terminado con la detención de cinco ciudadanos involucrados presuntamente en la trama de corrupción de Odebrecht, la empresa brasileña acusada de pagar sobornos en varios países latinoamericanos.

“Creer que las detenciones y allanamientos de esta madrugada son fruto de una semana de trabajo es ingenuidad extrema”, escribía el expresidente.

Raya
Correa escribió en su cuenta de Twitter: w