Las modas por lo general han demostrado no tener límites y más cuando se tratan de seguir situaciones siniestras como los suicidios colectivos, o herirse para protestar en contra del algo. En los últimos meses, Rusia no ha dejado de estar en boca de todos, pues se ha generado una latente preocupación en torno a los adolescentes

Un juego nombrado “Ballena Triste” ha tomado mucho auge a través de las redes sociales, sobre todo en una plataforma rusa llamada Vkontakte, la cual tiene un concepto muy similar al de Facebook y puede acceder cualquier usuario. Ballena Triste ha cobrado importancia por las consecuencias lamentables que ha generado en adolescentes, pues hasta el momento más de 130 han tomado la decisión de suicidarse.

El juego consiste en una serie de retos que durante 50 días, animan a los jugadores a que cumplan pruebas siniestras, tétricas y perversas, atentando contra la salud y en los peores casos aludiendo a la muerte. Desde pasar días enteros sin dormir, dibujar figuras en la piel con cuchillos, aventarse de determinadas alturas, o el más “simple”: ver películas de terror durante un día completo sin descanso. Hasta el momento 130 rusos se suicidaron, pero se han reportado informes de casos en otros países europeos.

Cada día, la intensidad de los retos va aumentando, y al llegar al día 50, el juego pide a las víctimas que se quiten la vida. Una adolescente llamada Yulia fue una de las adolescentes que se suicidaron y previo a eso, publicó en Instagram un mensaje que decía: “Fin” junto con la fotografía de una ballena (símbolo del juego).

En teoría, el origen del nombre “Ballena Triste” se debe a que la especie marina como tal, por voluntad propia, se acerca a las costas para morir. Lo que llama la atención del juego, es el hecho de que las víctimas encuentran un sentido y un rumbo a sus vidas, por lo que al finalizarlo, no dudan en quitarse la vida, porque para ellas ya lo demás carece de un fin o un objetivo.

Sin lugar a dudas, la expansión del juego macabro en redes sociales es realmente alarmante y preocupante, sobre todo para individuos que se encuentran en situaciones vulnerables o susceptibles a la manipulación.

Al ver lo perturbador de la situación y comprender el poder que podría tener una simple red social, el grupo activista cibernético, Anonymous, anunció la puesta en marcha de una campaña llamada #OpBlueWhale, en la cual, según algunos integrantes, saben todos los datos de los desarrolladores que crearon el juego.

Dentro de los planes que tiene Anonymous por erradicar y destruir este juego que se ha hecho viral, se incita a los usuarios a que reporten cualquier indicio de Ballena Azul y su propagación en las redes sociales, específicamente en Vkontakte.

El grupo Anonymous también declaró que si algunos participantes comienzan el juego de manera inofensiva, o sólo por conocer, los creadores amenazan con situaciones como matar a sus padres, o con utilizar sus datos personales para humillarlos.

A través unas capturas de pantalla, Anonymous presentó lo siguiente, aunque no sean del todo nítidas, se puede apreciar bien de qué manera los jugadores son amenazados y las reglas del juego.

Tomado de : www.unocero.com