No se debe dar “Amén” ni “me gusta” a publicaciónes como esta en Facebook. Todo lo que se ve en internet NO siempre es real.

No se debe dar “Amén” ni “me gusta” a publicaciónes como esta en Facebook. Todo lo que se ve en internet NO siempre es real.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Alguna diste “me gusta” y “Amén” a una determinada foto en Facebook? ¿Por qué lo hiciste? ¿Sentiste mucha pena por el caso que se  mostraba en la pantalla? Pues para la próxima debes tener en cuenta lo siguiente.

2

“Pero Dios me va a castigar si no le doy me gusta”, dicen algunas personas. Nada de eso. Los especialistas lo advierten: estás en un error. En la mayoría de páginas donde te piden la colaboración de compartir, dar “like” y hasta de escribir “Amén” son para estafarte.

¿Es en serio? Pues estos fanpage de Facebook tienen como base llevar a cabo un negocio que les genera mucho dinero y que podría ser perjudicial para los participantes.

Pero a uno, que se conmueve hasta las huesos con las imágenes de niños enfermos, de ancianos a poco de morir o de santos que te piden orar, damos like, compartimos, comentamos porque, al fin y al cabo, ¿qué es lo peor que podría suceder?

Tim Senft, fundador de Facecrooks.com, un sitio web que monitorea estafas y otros comportamientos ilegales o no éticos en Facebook, señaló que los creadores de estas páginas acumulan cientos de miles de likes y seguidores para luego desmontar la página y promocionar, por ejemplo, productos y obtener de esta forma una comisión.

Asimismo, estos se quedan con tus datos. Lo que significaría que en un futuro no tan lejano, puedan hackear hasta tu cuenta de Facebook. Pues al escrbirles “Amén” ya fuiste notificado y hasta pueden saber dónde vives (en el caso no hayas configurado bien tu Facebook), cumpleaños, fecha de nacimiento, tu correo electrónico, etc.

No hay enfermedad que se cure por un like, ni religiosidad que se alimente por escribir amén en Facebook. No existe campaña alguna que recaude dinero a favor de los necesitados por compartir publicaciones y nuestras conciencias, sea cual sea la carga, no debería soliviantarse por lo que escribimos o compartimos en redes sociales.(I)

Tomado de : peru.com