PORTOVELO: ENCONTRARON MUERTAS A LA MADRE Y SUS DOS HIJAS

 

Una llamada anónima al UPC de Portovelo, anoche a las 20:05, alertó al guardia de turno, sobre un hecho macabro que se había dado, en una vivienda de la calle Antonio José de Sucre, tras de la iglesia de la Virgen de Fátima, en dicho asiento minero.

Del particular se corrió traslado al cuerpo de bomberos de la misma ciudad, donde el Subtnte. (B) Jorge Reyes quien estaba de guardia, inmediatamente se sumó con una ambulancia, para atender la emergencia.

En cuestión de un par de minutos, las unidades de la policía y bomberos, llegaron al indicado sitio, donde se habían aglomerado decenas de curiosos, quienes observaban el terrible cuadro, de ver sobre una cama dos tiernas niñas y en el piso a la madre, que evidentemente podían estar sin sentido, o como lamentablemente ocurrió, sin vida.

Del reconocimiento efectuado por el cabo de policía Gerardo Castillo, con la presencia del legionario de la casaca roja, constataron que efectivamente, las menores que luego identificaron como María José y Naomí Lizbeth Chuncho Curipoma, de 5 y 4 años respectivamente, estaban sobre una cama y su progenitora Fátima Elizabeth Chuncho Curipoma, de 22 años, en el piso, al pie del catre. Muy cerca una mesita de madera y sobre ella un vaso y un jarro, con restos de una substancia que al parecer  se trataba de jugo de color amarillo.

Luego de las diligencias de ley, por pedido de las personas que estaban de curiosos, especialmente, Rosa Edilia Angamarca, quien se identificó como tía de la adulta, trasladaron los cuerpos, la madre en el vehículo policial y las niñas en la unidad móvil LAKAR R1, del cuerpo de bomberos de Portovelo, hasta el hospital de Zaruma, donde fueron atendidas de emergencia por el médico de turno Dr. Danilo Quishpe, quien se limitó en verificar que ya eran cadáveres, con la novedad que la adulta estaba en estado de gravidez.

Ante esa situación, acudieron a la casa de salud, el Cabop. César Romero, de la policía judicial de Zaruma y el fiscal del turno Jhonny González, quien ordenó el levantamiento de los cuerpos fueron trasladados a la morgue en el cementerio de la ciudad,  para realizar la autopsia.

Sobre las 23:45, el médico forense Dr. René Ortega,  culminaba la diligencia, pudiendo informar que los cuerpos de los tres fallecidos presentaron restos de una substancia gelatinosa, de color amarillento, que enviará para análisis clínico, y determinar si se trata de  veneno, en el caso de la adulta, se encontraba en el octavo mes de gestación.

Texto: MPO