88% de compras estatales tienen partes importadas.

El 88% de los bienes que compra el Estado a través del Servicio Nacional de Compras Públicas (Sercop) tiene componentes importados, es decir, que algunas de sus partes o todo el producto es comprado en el extranjero y traído al país.

Así lo explica Salomón Tenorio, gerente del proyecto del Gobierno Inversión pública para la transformación de la matriz productiva, quien participó ayer en el Congreso Internacional de Transferencia y Desarrollo Tecnológico realizado en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Según Tenorio, esto se debe a que la industria no elabora los artículos que el Estado demanda o aún no tiene capacidad instalada para hacerlo.

El diagnóstico elaborado por Senplades refleja que el 72% de los bienes que elabora el país son primarios, el 21% industriales y 7% son servicios. Pero en un plazo de 30 años se espera lograr que el 30% sean industriales, 30% de servicios y 40% de artículos primarios.

El funcionario remarca que el plan del Gobierno es cambiar el panorama actual a través de potenciar que las compras públicas pidan más componente nacional y prioricen la adquisición de bienes locales.

Detalla que las compras del Estado significan un monto similar al que ingresa al país a través de exportaciones no petroleras (alrededor de $ 12 millones anuales).

Bryan Espinoza, quien también es parte del proyecto de Senplades, agrega que el proyecto establece que las compras públicas (entre el Estado y los proveedores privados) se den con contratos plurianuales. En ellos se incluiría que cada año las industrias deben incorporar más valor agregado nacional.

Con esa metodología, explica, se consigue que las empresas tengan estabilidad y puedan hacer planes de inversión.

Según Tenorio, la expectativa es que para el 2017 se haya logrado que solo el 50% de las compras públicas tengan componentes importados.

Espinoza también especifica que en los contratos del Estado con empresas internacionales también se va a demandar que se dé transferencia de tecnología y capacitación al personal local. La forma en que se implanten esos programas depende de los proyectos.